Bebederos


El agua es el componente esencial en todos los seres vivientes.
Por este motivo debemos tener siempre agua fresca y a disposición de todas nuestras mascotas.  El agua debe ser cambiada todos los días por agua potable y fresca, dos o tres veces si es necesario, especialmente en verano

Vienen bebederos de muchísimas formas y tamaños. Personalmente considero los mejores de acero inoxidables y los acrílicos. Si no conseguimos estos en negocios especializados, podemos ir a los bazares y comprar simples compoteras:



Éstas miden generalmente entre 10 y 12 cm. Debemos buscar la más playa que encontremos y luego improvisar algún sistema para colgarla de la jaula, con un sistema mariposa o envolviéndola con un alambre y luego engancharlo a la jaula.

Derecha: compotera de acrílico: AR$5. Izquierda: compotera de acero inoxidable: AR$7,75 Foto:www.lorosenargentina.blogspot.com


Sistema Aro Mariposa
Sistema de ganchos.

En mi experiencia con loros (y quizás la tuya también) tenía los siguientes problemas:
1) defecan en el comedero
2) meten todo su alimento al agua
3) polvo de pluma y plumas, tierra, aerosoles, partículas volátiles en el agua
4) si es suficientemente grande, se bañan dentro de éste.

Vamos a tratar los dos primeros problemas y por ende resolver el 3ro y 4to.

Al defecar en el comedero, beben sus propias heces, y con éstas bacterias o microorganismos que pueden ser perjuciales (si bien algunos son buenos en su intestino) si lo ingieren.

Para resolver el problema número uno, podemos ponerle su bebedero lo más alto que llegue, que tenga fácil acceso a su pico, pero no a su cloaca. Con este sistema no evitaremos que pueda poner alimentos en el bebedero.
Cuando meten la comida en el bebedero puede propiciar la fermentación del agua, formación de bacterias y hongos si no se la cambiamos rápidamente, especialmente en verano debemos tener muchísimo cuidado. Además, demanda un cambio constante del agua.

Se puede ver en el bebedero restos de comida en el fondo, agua sucia, polvo de plumas y plumones.
Imágen de Google
Lengueteros:
Con éstos lengueteros resolvemos, en gran medida, el tema de la defecación, pero no lo de la comida. No sé cómo lo hacen, pero logran meter comida dentro, y si es muy delgado el tubo plástico se nos hace difícil limpiarlos.
Por otro lado, no todos los lengueteros son aptos para todas las aves, generalmente vienen para aves de tamaño pequeño, tipo canario o periquito.

Lenguetero pequeño.

Tolvas:
Para solucionar lo de las heces, podemos utilizar, para pájaros pequeños, las tolvas externas y cubiertas, siempre y cuando tengamos la jaula para éstas. No todas las jaulas se pueden utilizar para estas tolvas ya que necesitan algo arriba que haga presión para mantenerla en su lugar. Además, darán más espacio en la jaula. Con éstas debemos tener cuidado de que nuestra ave entre correctamente y se pose bien en el posadero que tiene agregado. De lo contrario, no utilizar ya que puede que nuestro loro no llegue al agua o alimento. Generalmente las jaulas "chinas" vienen con este tipo de tolva.
Tolva pequeña para jaula pequeña.
Otro tipo de tolva, además de más grandes, nos permite agregarla en la jaula a través de los barrotes, pero no resolvemos ninguno de los problemas:


 Las jaulas más grandes nacionales vienen con bebederos de zinc,mi experiencia con éstos es que con el tiempo se terminan rompiendo en las soldaduras y oxidando. El oxido es tóxico para nuestro loro. Éstos bebederos no nos resuelve ninguno de los dos problemas, al contrario, nos agrega complicaciones con posibles pérdidas de agua y oxidación, además de que ocupan un gran espacio en la jaula.

Comedero/bebedero de zinc, media caña. A veces depende de la calidad de galvanizado que tenga.
Las jaulas importadas vienen con puertas para poder acceder del exterior, sistema de aros y comedero/bebedero de acero inoxidable. No soluciona ninguno de los dos problemas, pero son muy cómodas a la hora de cambiar el agua y/o alimento.
Jaula importada con puerta para acceso desde el exterior con comedero/bebedero de acero inoxidable y aro metálico.


Bebederos a bolita:
Para la solución ambos problemas, podemos colocar un bebedero a bolita. Estos son los comunes para roedores. Se consiguen en PetsShop o veterinarias donde vendan roedores y artículos para éstos. Mucho mejor si en la etiqueta especifica que sirve para aves también.

¿Cómo funcionan? El bebedero consta de el recipiente donde se almacena el agua, un tubo metálico o acrílico y una bola metálica, milímetros más pequeña que el diámetro del tubo. Al llenarlo de agua, y girarlo el agua provoca un vacío. Al mover la bolita, el agua saldrá por el único lugar de acceso, en gotas directamente al pico del loro.


Instrucciones:
1) Llenar totalmente el bebedero.
2) Invertir y agitar suavemente para eliminar burbujas de aire en el tubo.
3) Hacer girar la bola para dejar escapar un poco de agua.
4) Sujetar el bebedero a la jaula con el sistema de enganche.

Puede gotear del tubo al invertir el bebedero.
Si se pierde el vació, hacer girar la bola o rellenar el bebedero para reestablecer el vacío.
Los cambios de temperatura pueden causar goteo ocasional debido a la expanción.
Lavar con agua jabonosa. No usar lavavajillas.

Tenemos que tener en cuenta que la bolita debe ser la apropiada para el pico de nuestro loro. Buscaremos la más pequeña para loros del tamaño de periquitos, una mediana para amazonas, y una grande, la más grande para loros de porte grande, guacamayos, cacatúas, jacinto.Según el tamaño de la jaula y la cantidad de loros agregaremos 1 o más bebederos.

Yaco tomando de bebedero a bola. Foto: mercadolibre.com

Yo prefieron que tenga poca capacidad en litros de agua, menos de 250cm3. Ya que esto nos obligará a cambiar periódicamente el agua. Un bebedero con más capacidad hará que lo cambiemos menos seguido y el agua puede llenarse de algas, bacterias, moho, perjudicando la salud de nuestro loro.

Estos bebederos, además, si son de acrílico transparente son ideales para la administración de fármacos en el agua, ya que podremos ver si toma o no o el color que adquiere el fármaco. Algunos, como la tetraciclina administrada en agua, se oxida con la luz y cambia de un color rojo transparente a un rojo opaco. Lo mismo ocurre con la administración de vitaminas.

Hay que enseñarle a nuestro loro que de allí sale agua. Esto es muy fácil. Primero se lo mostramos, si no se asusta, mejor, si se asusta, lo dejaremos un tiempo cerca del loro para que pueda investigarlo, mejor si es afuera de la jaula, como si fuera un juguete más, y luego mojamos nuestro dedo y le mojamos el pico, le acercamos el bebedero, por donde sale el agua y la propia curiosidad hará su magia.
En caso de que lo último no ocurra, y el loro no descubra de dónde sale el agua, dejaremos el bebedero a bolita dentro de la jaula unos días, junto al bebedero habitual. Pronto se acostumbrará para qué sirve este artefacto. Cuando veamos que habitualmente toma agua del bebedero a bolita, podemos retirar el bebedero anterior.
Mi lorita sabe que cuando le digo "aguita" es porque es algo para tomar. Así que se me hizo muy sensillo que aprenda, en menos de 30 segundos tenía la situación bajo control.

No hay comentarios:

Deja tu comentario!
Será atendido a la brevedad.

Para una mejor comunicación:
-Evita el uso de mayúsculas
-Escribe sin errores, muletillas, abreviaturas, etc
-Los SPAN o mensajes sin contenidos o sobre otros temas serán eliminados.

Con la tecnología de Blogger.